Reseña: Blur – ‘The Magic Whip’

{lang: 'es'}


Desde que Blur volvieron a reunirse en 2009 para ofrecer algunos shows veraniegos, raro ha sido el año en el que no se han reencontrado, bien para actuar en algún que otro festival o bien para publicar singles sueltos (‘Fool’s Day’, ‘The Puritan’, ‘Under The Westway’). Esta actividad siempre ha sido puntual, simplemente para hacer algunos bolos, ya que sus miembros estaban inmersos en sus propios proyectos individuales, ya fuesen musicales (caso de Damon Albarn y Graham Coxon) o no (Alex James se dedicó a fabricar quesos en su granja, mientras que Dave Rowntree trabajaba como informático).

Nadie se habría extrañado si este verano Blur hubieran aparecido en el cartel de un par de festivales; lo sorprendente ha sido la inesperada publicación de ‘The Magic Whip’, el primer disco en 12 años de la banda, un regreso que, a decir verdad, nadie demandaba pero al que nadie ha hecho ascos tampoco.

Imagen de previsualización de YouTube

Videoclip de ‘Lonesome Street’, de Blur.

La gestación de ‘The Magic Whip’ fue tan casual como espontánea. En 2013 Blur tenían que tocar en el Tokyo Rocks Music Festival, pero el evento fue cancelado en el último momento sin que los organizadores dieran explicaciones al respecto y la banda tuvo que pernoctar en Hong Kong durante 5 días sin nada más que hacer salvo componer. Y eso mismo hicieron: alquilaron un pequeño estudio en la ciudad y grabaron horas y horas de jams e ideas improvisadas. Fue el guitarrista Graham Coxon quien, convencido de que el material era bueno, se dedicó a organizarlo, pulirlo y extraer lo verdaderamente aprovechable de estas sesiones en compañía del productor Stephen Street y con el beneplácito del propio Damon Albarn, que en ese momento estaba trabajando en su debut en solitario (‘Everyday Robots’) al margen de Gorillaz y The Good, The Bad & The Queen. Fue tras este álbum cuando Albarn viajó por su cuenta de nuevo a Hong Kong para revivir aquellos días, escribir las letras de las canciones y, en definitiva, reactivar de nuevo Blur.

La pregunta del millón es: ¿Ha merecido la pena este regreso? Si y no. ‘The Magic Whip’ es un disco digno y con momentos interesantes, pero carece de canciones realmente brillantes y resulta irregular, e incluso a ratos plomizo.

Imagen de previsualización de YouTube

Videoclip de ‘There Are Too Many Of Us’, de Blur.

Musicalmente es variado, con temas que remiten tanto a los Blur divertidos de los ’90 (la pegadiza pero algo desganada ‘Go Out’, la guitarrera ‘I Broadcast’, la buenrollera ‘Ong Ong’ y especialmente la notable ‘Lonesome Street’) como a la madurez más sosegada y experimental de sus últimos trabajos y de Albarn en solitario. El problema es que falta frescura. Varias canciones se enquistan en su propia melodía sonando planas y repetitivas, cuando no directamente olvidables (‘New World Towers’, ‘Ice Cream Man’, ‘My Terracotta Heart’, ‘Ghost Ship’).

A diferencia de estos temas aburridos y apáticos, hay otra serie de canciones en ‘The Magic Whip’ algo mejores que, también siendo lentas, suenan más solemnes y sentidas, reforzando conceptualmente un álbum que trata de transmitir la sensación de alienación, soledad, artificio y hermetismo de Hong Kong y otras grandes urbes asiáticas. Hablo de ‘Thought I Was A Spaceman’ y ‘Pyongyang’, ambas con un gran poder ambiental, la marcial ‘There Are Too Many Of Us’ y la crepuscular ‘Mirrorball’. No son nada del otro mundo, pero sí rescatables en un disco aceptable que sin embargo raya demasiadas veces la intrascendencia y que va a ocupar un lugar meramente anecdótico en el conjunto de la discografía de Blur pese a que ha sido recibido con aplausos y una euforia colectiva a todas luces exagerada.

Ni desastroso ni triunfal, simplemente un regreso más.

El veredicto:
Lo mejor: ‘Lonesome Street’, ‘Thounght I Was A Spaceman’, ‘There Are Too Many Of Us’, ‘Ong Ong’

{lang: 'es'}
Esta entrada fue publicada en Crítica, Discos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>