Crónica del SOS 4.8 de 2012 (III) – Conciertos del sábado 5 de mayo

{lang: 'es'}

Con la ya habitual lluvia que siempre hace acto de presencia en el segundo día del SOS 4.8 comenzó la jornada del sábado. Por fortuna, y como también es tradición, el pequeño chaparrón que cayó fue a media tarde y no impidió que los conciertos se desarrollaran con total normalidad.


Bigott bailando en su concierto del SOS 4.8 de 2012.

Bigott fue la primera escala que hicimos el sábado. El barbudo artista aragonés tocaba en el escenario principal y lo cierto es que el suyo fue un concierto completo y muy entretenido. No lo conocía pero me gustó bastante esa extraña mezcla que hace de pop, folk y country. Además, sobre el escenario es todo un show, y sus extraños bailes son divertidos y dignos de ver. A destacar “Cannibal Dinner”, “She Is My Man” y una prolongada jam guitarrera y muy psicodélica con la que se arrancó junto a sus músicos antes de encarar la recta final de su concierto.


Concierto de Klaus & Kinski en el SOS 4.8 de 2012.

La finísima lluvia que caía no molestaba y amainó antes de que anocheciera y Klaus & Kinski diera comienzo a su actuación en el escenario Jägermeister.

Recuerdo que vi al grupo murciano en el FIB 2009 y en aquella ocasión me resultaron soporíferos. En el SOS 4.8 2012, tres años más tarde de aquella cita y con un par de discos más en el mercado debo decir que el grupo ha evolucionado a mejor, al menos en directo. Sonaron más variados y dieron rienda suelta a canciones que muestran las diferentes aristas que cada vez más va teniendo el grupo (en ocasiones acústicas, o más eléctricas, o electrónicas, o folklóricas…).

La cantante Marina expresó al inicio de su actuación que era la primera vez que tocaban ante tanta gente, aunque lo cierto es que a medida que avanzaba el concierto esta se fue yendo al escenario principal a ver a los escoceses Mogwai, que comenzaron cuando Klaus & Kinki encaraban la recta final de una actuación que no pudieron concluir porque les cortaron al pasarse del horario que tenían asignado.


Wayne Coyne arrojándose al público en el concierto de The Flaming Lips.

Con las potentes guitarras de Mogwai, que se oían desde todo el recinto, nos fuimos a cenar para poder volver rápidamente a coger un buen sitio en el escenario principal para ver a The Flaming Lips, cuyo concierto fue espectacular a todos los niveles.

El arranque de los americanos fue arrollador. En la pantalla semicircular, muy al estilo de los montajes que solía hacer Pink Floyd (no en vano son admiradores suyos), apareció una mujer desnuda que, tras unos cuantos bailes, se acomodó para “parir” al grupo, que fue saliendo poco a poco de sus genitales desde una puerta ubicada en medio de la pantalla. El último en aparecer fue Wayne Coyne, el líder de la banda, y lo hizo envuelto en una “placenta” que poco a poco fue inflándose hasta convertirse en una gran pelota transparente. Desde el interior de esta bola, y al ritmo del pesado riff del “Sweet Leaf” de Black Sabbath, Wayne se tiró al público y comenzó a rodar y a caminar sobre nuestras cabezas. Al mismo tiempo los enormes cañones del escenario se pusieron en funcionamiento y expulsaron una cantidad espectacular de confeti que nos dejó anonadados, pues no sabíamos dónde mirar ante una entrada tan triunfal como aquella.

Tras regresar Wayne al escenario y salir de la pelota en la que se encontraba, The Flaming Lips comenzaron a tocar la psicodélica y contundente “Worm Mountain”. Fue entonces cuando aparecieron de los laterales de la pantalla decenas de jóvenes, principalmente chicas, disfrazados de los personajes de “El Mago De Oz”, y allí se quedaron junto al grupo, bailando y animando durante todo su concierto. Mientras, Wayne cantaba altavoz en ristre, disparando tubos de serpentina y expulsando humo de su micrófono. Brutal; el asombro era el sentimiento generalizado.

Imagen de previsualización de YouTube

En YouTube he encontrado este inicio del concierto de The Flaming Lips en el SOS 4.8 de 2012. ¡¡Espectacular!!

“The Yeah Yeah Yeah Song” hizo que todo el mundo agitara sus manos y coreara su feliz y pegadizo estribillo antes de que volvieran la psicodelia y los pasajes densos y ambientales de temas como la épica “Pompeii Am Götterdämmerung” o “Laser Hands”, canción en la que la performance de Wayne Coyne llegó a cotas desorbitadas cuando se enfundo unas manos gigantescas que lanzaban rayos laser a una gran esfera de cristal que descendió desde lo alto del escenario para luego volver a ascender poco a poco mientras dispersaba hacía nosotros la luz que emitía el cantante desde sus enormes palmas. Además, durante todo el espectáculo el grupo fue lanzando al público numerosísimos globos y pelotas gigantes con las que la gente jugaba con estupefacción y muchísima diversión. ¡Estos tíos sí que saben cómo hacer que la gente se entretenga!


Concierto de The Flaming Lips en el SOS 4.8 de 2012.

Otras perlas del concierto de The Flaming Lips fueron una emotiva “Yoshimi Battles The Pink Robots Pt. 1” que Wayne interpretó únicamente con su extraña guitarra acústica envuelta en una burbuja, y la envolvente “What Is The Light?”, que finalizó con una jam de varios minutos de duración.

El broche de oro lo puso la grandiosa y aclamadísima “Do You Realize??”, momento en el que los cañones se deshicieron de todo el confeti que aún tenían en su interior y provocaron que volviera a llover en Murcia, pero no gotas de agua, sino de colores.

Sin duda el de The Flaming Lips fue uno de los conciertos del SOS 4.8: divertido, totalmente engranado, original y audiovisualmente sobresaliente y sorprendente, digno de ser vivido. La parte negativa fue que nos perdimos El Columpio Asesino, banda que también teníamos ganas de ver, pero algunos colegas sí que fueron y nos comentaron que estuvieron a la altura y “Toro” desató la locura en el escenario pequeño, así que bien por ellos también.


La puesta en escena de The Flaming Lips fue espectacular.

El siguiente concierto del escenario principal era el de Love Of Lesbian. Puesto que ya habíamos asistido a varios de sus conciertos nos apeteció más ir al escenario Jägermeister a ver qué tal se lo montaba La Casa Azul, y aunque su estilo no es ni de lejos mi favorito, hay que reconocer que el grupo de Guille Milkyway tampoco defraudó.

Pop bailongo de libro capaz de resucitar a un muerto, aroma disco y un montaje audiovisual obviamente menos espectacular que el de The Flaming Lips pero igualmente resultón y coordinado fueron los ingredientes de La Casa Azul para hacernos bailar hasta la extenuación con canciones innegablemente divertidas como “Los Chicos Hoy Saltarán A La Pista”, “Colisión Inminente”, “No Más Myolastan” o la famosa “La Revolución Sexual”. Buen concierto el suyo.

[NOTA de Javi: Yo los vi en el FIB 2008 y realmente han mejorado exponencialmente, el montaje que llevaban este año era infinitamente mejor y de seguir trabajando así escenarios de ese tamaño se les pueden quedar pequeños. Es curioso ver como estos grupos casi estáticos y con pocos integrantes pueden lograr llenar el escenario tirando de ingenio en la presentación.]


Concierto de La Casa Azul en el SOS 4.8 de 2012.

Después de La Casa Azul aún estaba Love Of Lesbian en el escenario principal, así que nos acercamos para ver la recta final de su actuación, de la que aún pudimos escuchar “Allí Donde Solíamos Gritar”, “Incendios De Nieve”, “Me Amo”, “Noches Reversibles”, la nueva “El Hambre Invisible” (muy de directo) y la festera “Algunas Plantas”.

En esta ocasión, y aunque la gente coreaba, no hubo ‘efecto karaoke’ (al menos donde pudimos ubicarnos nosotros), así que la parte del concierto que presenciamos se hizo llevadera y mucho más disfrutable que cuando alguien te chilla al oído cantando peor que quien está en escena.

Se echa de menos el cachondeo que no hace mucho tenía Love Of Lesbian en directo, disfraces y manguerazos inlcuidos. El grupo se ha hecho grande y parece ser que también más serio. Veremos qué tal le sienta esta madurez cuando escuchemos su nuevo disco en unas semanas.

Tras la despedida de Love Of Lesbian nos acercamos de nuevo al escenario Jägermeister para ver de lejos a Cansei De Ser Sexy (o CSS). No les prestamos demasiada atención, aunque sí la suficiente como para distinguir la divertida “Hits Me Like A Rock”, la canción que grabaron junto a Bobby Gillespie de Primal Scream.

La música electrónica dominó desde ese momento el recinto hasta la clausura del festival, momento en el que fue divertido a la par que flipante ver cómo cerca de la salida, y a la vista de todo el que pasaba por allí, una pareja aprovechaba hasta el último minutos para liarse hasta límites muy íntimos, descarados y explícitos, llamando la atención incluso de los camareros de la barra más cercana, que dejaron de expedir las últimas cervezas para no perderse detalle de esa improvisada sesión X (como diría Jarvis Cocker, “this is hardcore”). En fin, como comentó un colega, si del FIB salen fiberfitos, del SOS 4.8 salen… ¿sositos? xD

CONCLUSIONES

El SOS 4.8 de 2012 nos dejó bastante satisfechos un año más, pero después de haber asistido a las últimas tres ediciones pienso que podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que la de este año ha sido la más floja.

Del primer día sobresalió Hidrogenesse y Pulp nos supo a poco. La segunda jornada de festival nos gustó más, especialmente por The Flaming Lips y La Casa Azul. El resto de conciertos que vimos fueron aceptables, pero más lights y poperos que otros años en los que a primera hora tenías a grupos más cañeros y divertidos como Triángulo De Amor Bizarro, The Kooks, Second, The Horrors o We Are Standard, sin duda más adecuados para un festival y más acordes a nuestros gustos particulares.

Además, a pesar de estar compensado, el menor tirón del cartel de este año se ha notado, ya que ha sido la única edición en la que no se han agotado las entradas.

La menor afluencia no se notó demasiado y el ambiente continuó siendo muy bueno, pero comencé a notar en una porción importante de los asistentes la misma actitud que en el FIB 2009: no la de ver conciertos, sino la de querer pegarse la fiesta importándoles un bledo quien tocara. En este sentido llamaba la atención que el espacio de los DJs estuviera más lleno a última hora de la tarde que, por ejemplo, el escenario Jägermeister; o que hubiera a mi lado en el concierto de The Flaming Lips un grupo de gente que preguntara qué grupo tocaba (true story)…

Aún así, por relación calidad/precio el SOS 4.8 sigue valiendo la pena y puede presumir de haberse consolidado como uno de los principales festivales nacionales.

No sé si volveremos otro año, dependerá muy mucho del cartel y no del asequible precio de la entrada, pero por los tres años de música y diversión que nos ha dado: ¡gracias SOS 4.8!


Se acabó el SOS 4.8 de 2012…

Seguir leyendo…

ASPECTOS GENERALES DEL FESTIVAL

CONCIERTOS DEL VIERNES 4 DE MAYO

PÁGINA PRINCIPAL

{lang: 'es'}

Una respuesta a Crónica del SOS 4.8 de 2012 (III) – Conciertos del sábado 5 de mayo

  1. Pingback: The Flaming Lips, a por un record Guinness | The Rock Park :: Música, grupos, ocio y más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>